Posts Tageados ‘POrtugal’

Sebastião Rodrigues

16/July, 2012 por Loreak Mendian

Para empezar la semana nos marchamos a Portugal, para hablaros de Sebastião Rodrigues, una eminencia del diseño gráfico portugués y no es para menos.

Los proyectos de Sebastião Rodrigues nacen de la curiosidad e investigación, esta curiosidad le hizo viajar por todo Europa absorbiendo todo cuanto veía, aplicándolo con un toque de raíces y tradición portuguesa y la verdad que si nos dijeran que Sebastião es de un país del norte de Europa nos los creeríamos sin más.
Personalmente nos encantan las portadas que creó para Almanaque, muy en la onda de gente a la que admiramos como Paul Rand, Saul Bass, Olle Eksell…

Para mas información existe un Facebook en el que se muestran gran cantidad de trabajos de este genial diseñador gráfico.

¡Hasta mañana!

Pantalones de Chico en Striped Ceramic

18/April, 2012 por Loreak Mendian


68% algodon 28% polyamida ceramica 4% elastano | 240 gr/m

El tejido Striped Ceramic, de la prestigiosa casa portuguesa Riopele, es una constante en nuestras colecciones de Primavera/Verano. Es un tejido elástico que proporciona una sensación de ligereza muy agradable y se plancha con la mirada. Posiblemente uno de los artículos mas recomendables para el verano; destacan sus propiedades de transpirabilidad y su tacto limpio sin igual, cuando aprieta el calor. Desde 1927 Riopele combina tradición e innovación, y es que 85 años de historia y tres generaciones avalan su trayectoria.

El tejido Striped Ceramic lo podrás encontrar sobre nuestro pantalón y bermuda chinos, Sokoa, y en el cinco bolsillos, Redondo, ambos en Slim fit, estrechos.

El modelo Sokoa, tiene detalles como un cierre de doble abotonadura, cremallera YKK y remaches personalizados en los puntos de presión de la prenda:


Frontal del Sokoa


Trasera


Detalles característicos del Sokoa

El Redondo a su vez, además de la etiqueta trasera de cuero con el logo Loreak Mendian Jeans (familia de los cinco bolsillos) también lleva la pequeña rectangular negra en el bolsillo trasero. A todo esto hay que sumarle el remache redondo blanco en el bolsillo trasero que hace tan característicos los pantalones Loreak Mendian™.


Frontal del Redondo


Trasera del pantalón con remache circular blanco


Detalles del Redondo

Busca la etiqueta Cerámica de Riopele sobre las prendas Loreak Mendian™. Pruébalo y ya nos contarás.

Agur!

Cabracega

20/February, 2012 por Loreak Mendian

Gracias a un periódico online que visitamos de vez en cuando, hemos descubierto este estudio de diseño, portugués, ubicado en Lisboa. Viendo su web, hemos apreciado que la mayoría de sus trabajos, más que un diseño en sí mismo, son pequeñas obras de arte, instalaciones en las que lo que pretenden es transmitir algún tipo de sensación.

El proyecto que más nos ha llamado la atención, ha sido el reloj USMA realizado conjuntamente con André Gonçalves.

Un reloj que recupera antiguas sensaciones del pasado, que hoy en día ya no son tan comunes, recuperar el sonido de unas campanas para marcar las horas.

También tienen otros proyectos de aspecto muy distintos, pero siempre desde el punto de vista conceptual y de instalación:

Menos mal que nos queda Portugal

16/December, 2011 por Loreak Mendian

lisboa

Inauguramos una especie de nueva sección, donde gente que conocemos nos habla de los lugares donde ha estado pasando algunos días o largas temporadas.
Empezamos con Ana y María (y la madre de ambas, Susana Arana), dos hermanas que nos cuentan cómo han sido los días que han pasado en la pequeña Lisboa.

Si tienes 3 días y no sabes qué hacer ni a dónde ir, te aconsejamos un viaje a Portugal, a Lisboa para ser más exactos, por varias razones, entre ellas que hay tren de noche y no hace falta coger avión, y eso siempre es muy agradable al menos para nosotras. Aquí comienza nuestro periplo:

Una vez que arribamos al país luso, os recomendamos alojaros en Baixa House, donde María nos trató con amor y nos explicó los pormenores de la ciudad, además de darnos mapas preciosos y un montón de tarjetas con direcciones interesantísimas.

baixa03

baixa04

Aquí os dejamos la dirección de su blog: Mi casa en Lisboa, donde explica con todo detalle lo que hay que saber y conocer de Lisboa y alguna cosa más.
En cuanto a los apartamentos, son bonitos y además de verdad, os dejamos algunas imágenes para que lo comprobéis vosotros mismos. Lo malo de eso, es que se te pueden quitar las ganas de salir de ellos. Desde aquí un abrazo a María y miles de gracias por su generosa hospitalidad.

baixa02

Cuando echamos a andar, decidimos dirigirnos a Belem, y lo hicimos en un tranvía de madera monísimo. Para nosotras Belem= “Natas”, sí, sí, los del monasterios de los Jerónimos serán muy famosos y muy espectaculares, pero si hay algo que marca de esta zona son esos pequeños pastelitos de masa folhada (hojaldre) con crema. Simplemente exquisitos: un eshito.

natas

De vuelta a casa, nos paramos en ese puente tan famoso llamado 25 de abril donde encontramos a un chamarilero realmente simpático con cosas interesantes que contar. Dando cuatro pasos y pasando el puente, pasamos del Lisboa decadente al moderno, al Brooklyn, sí, sí, un conjunto de naves industriales abandonadas ocupadas y convertidas en bares, tiendas, estudios de arquitectura, supermercados biológicos… muy interesante.

25abril

Ya en el centro de la ciudad, el cansancio hace mella y nuestras gargantas nos piden a gritos un vinho verde, así que hacemos caso a nuestro amigo Pessoa que nos invita a pasar a su bar preferido: La Brasireira, con una decoración preciosa.

brasireira

Entre una cosa y otra se va haciendo hora de cenar y qué mejor que una antigua fábrica de cerveza donde probar el famoso bacalhau portugués. Cervejaria Trindade (rua Nova da Trindade, 20c) es este lugar bueno, bonito y barato.

A la mañana siguiente… ¡Sorpresa!, unos duendes nos dejan una bolsita de pan calentito y recién hecho en la puerta para desayunar. Por si fuera poco, en el frigorífico hay zumo, queso, yogur, cereales y demás manjares listos para llenarnos el cuerpo de alegría y energía.

baixa01

Hoy toca día de museos e iglesias, éstas últimas, como dice mi hermana: “son gratis y tienen sillas para descansar”.
Visita imprescindible el Museo Mude: un antiguo banco reconvertido que ha respetado su forma y haciendo el itinerario, pasas por la caja fuerte hasta las salas de reuniones, muy curioso. Ojo con Fernando Brizio, ¡no os vaya a robar el corazón!

mude

Más tarde fuimos al Castelo de Saõ Jorge, una cuesta muy empinada nos lleva a este lugar, gracias a Dios en el camino hay varias iglesias y miradores para poder descansar, aconsejable zapato cómodo y sobre todo sin tacón. Casi llegando, hay un mirador-restaurante (Chapitó), que es una especie de circo con muchísimo encanto y unas vistas fenomenales. De la comida no podemos decir mas que tenía una pinta fabulosa, ya que estaba a tope y nos quedamos con las ganas.

castelho

Intentando llegar a la iglesia de San Antonio (santo encargado de los amores) para ponerle unos “chines” a cambio de un novio, llegamos a casa, todo un milagro, ya que las 2 horas de subir se convirtieron en 5 minutos de bajada. Así que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, nos compramos unas cervecitas y nos subimos a casa a descansar, fuera zapatos ¡qué maravilla!

En cuanto acabamos de comer salimos escopeteadas a continuar nuestro periplo. No hay tiempo que perder en siestas, que a las cinco de la tarde ya es de noche. Subimos con el funicular de Bica hasta el Barrio Alto. El funicular por si mismo ya es una atracción digna de ver,  según va ascendiendo se empieza a vislumbrar el Tajo detrás de los tejados de las casitas empinadas.

bica

Una preciosidad. Una vez arriba, nos asomamos al Mirador de Santa Catarina, otra maravilla, se veía a los lugareños disfrutando del atardecer mientras tomaban sus cervecitas; pero nosotras sufridas turistas, sólo nos asomamos, de prisa, de prisa que se nos echa la noche encima.

El barrio alto y el Chiado, están llenos de tentaciones en forma de tiendas de todo tipo (nuestras favoritas las ferreterías y las droguerías), bares y cafés. Pero conseguimos llegar a la Iglesia de San Roque, que al igual que los Jerónimos, es de un estilo barroco portugués, muestra del esplendor económico que Portugal llegó a disfrutar en su época colonizadora.

san-jorge

Tras la paradinha reanudamos nuestra marcha asomándonos al Mirador de Saõ Pedro de Alcántara donde llega el funicular da Gloria, hasta la plaza del Príncipe Real, con sus árboles centenarios. Desde aquí se supone que las vistas son magníficas, pero la noche nos ganó la carrera. Así que total, relajamos la marcha con una cervecita en el Pavilhão Chinés. Un sititio increíble repleto de colecciones de lo más variopintas (desde soldaditos de plomo hasta negritos).

Y tras el avituallamiento, como locas de tiendas. Las más bonitas Vida Portuguesa, Vistalegre….

vidalegre2
A Vida Portuguesa

vidalegre
A Vida Portuguesa

vistalegre
Vidalegre

Así llegamos a nuestro último día. A primera hora las compras de rigor: manteles, trapos de cocina y textil en general de algodón portugués. Las mejores, las tiendas de nuestra calle, dónde también venden la tela de los manteles por metros para las más manitas. Y ya si quieres seguir personalizando tu mantel, en las decenas de mercerías puedes encontrar todo tipo de hilos, volantes, tiras bordadas y qué se yo (como para pasarte la mañana). Entre mercería y mercería, la perfumería de Catalina te trasportará a otro tiempo.

Todavía nos queda cruzar el Tajo. Hay ferrys cada 20 minutos, y para mayor comodidad se paga con el mismo bonobús que el metro, el bus, el tranvía y el funicular, una gozada.

adios-lisboa1

Una ciudad que merece la pena conocer desde luego, desde aquí os animamos a visitarla.

Adeus!